Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» describe como te sientes con una imagen
Jue Nov 22, 2012 4:25 pm por Erin Swanepoel

» Beth A. Corcoran :3
Mar Ene 17, 2012 4:32 pm por Erin Swanepoel

» ¿Quieres rolear?
Mar Ene 17, 2012 12:57 pm por Sam Evans

» Palabras encadenadas
Mar Ene 17, 2012 12:30 pm por Sam Evans

» el que llegue a 100 gana
Mar Ene 17, 2012 12:25 pm por Sam Evans

» Postea un icono
Mar Ene 17, 2012 12:25 pm por Sam Evans

» ¿Cual prefieres?
Mar Ene 17, 2012 12:24 pm por Sam Evans

» ultimo post gana
Mar Ene 17, 2012 12:22 pm por Sam Evans

» Registro de Personajes Canon
Mar Ene 17, 2012 5:20 am por Beth A. Corcoran

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Lun Oct 24, 2011 9:46 pm.
Staff
Mejores posteadores
Nicolas Chatwin (766)
 
Erin Swanepoel (536)
 
Sam Evans (498)
 
Anne L. Possner (252)
 
Edwart Rillie (181)
 
Zoe Stay (168)
 
Nicole Michelle Halton (141)
 
Camille Blues (119)
 
Albert U. Figgins (118)
 
Katrina Van Tassel (101)
 

Afiliados
Photobucket Reducto Foro Rol
ES
Élite
HP Rol

Tristes memorias (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tristes memorias (Libre)

Mensaje por Scott Collins el Lun Dic 26, 2011 3:33 am

El descanso había llegado después de un aburrido día de clases, me sentía tan extraño al estar en una nueva escuela, nada era similar a mi antiguo colegio. Desde que había llegado a Mckinley, los deportistas me habían observado como su siguiente presa, admito que eso me asusto un poco, sin embargo mantuve mi expresión de reina del hielo para ahuyentarlos un poco.

Durante mis clases no había conseguido hacer ningún amigo o amiga, por lo tanto ahora me encontraba completamente solo buscando algún lugar donde esconderme, desde hace unos minutos había logrado percatarme como algunos deportistas me seguían por detrás, por lo que debía perderlos cuanto antes.

Aproveche mi pequeño cuerpo y mi agilidad para esconderme entre los otros estudiantes, por suerte frente a mi se encontraban unas puertas considerablemente grandes, así que no perdí la oportunidad y entre allí cuanto antes. Mi sorpresa fue increíble cuando noté que me encontraba en el auditorio, tal vez fue una gran coincidencia ya que desde hace un buen tiempo lo necesitaba.

Camine lentamente hacia las escaleras del mismo, mientras que mi mente divagaba en mis mas hermosos recuerdos que compartí con Chris, aun no podía hacerme a la idea de que el ya no se encontraba conmigo, tenia tanto miedo de estar en un país donde no conocía a nadie y aun mas donde no se encontraba el para protegerme. Recordé sus expresiones cuando le dije que me iba a mudar, como sus lagrimas comenzaban a formarse en sus ojos y su sonrisa cambiaba inmediatamente.

Me coloqué en el centro del escenario, tomando un respiro antes de comenzar, ya comenzaba a sentir mis ojos arder, en clara muestra que en cualquier momento comenzaría a llorar, pero realmente necesitaba sacar todos esos sentimientos de la mejor forma que conozco: cantando.


Sabes que yo no se olvidar
Me tiembla el corazon me falta voluntad
Tu mi peor devilidad
Te miro y mi valor se empieza a derrumbar
Pero se que te vas
Decidiste por los dos
Que no queda mas que decir adiós


Sentí como mi voz comenzaba a temblar un poco debido a todas las emociones, pero debía concentrarme para que pudiera sacar todo lo que tenia dentro de mi. Tome otro respiro, mientras mi voz se preparaba para subir una octava mas.


Me olvidaras y nuestro amor
Se perdera como la noche
Como el tiempo en el reloj
Me quedara solo dolor
Con hilos cerrados
Lluvia en mi interior


Comenzaba a sentir como las lagrimas iniciaban su recorrido entre mis mejillas, mientras intentaba contener los pequeños llantos que amenazaban con salir, pero no podía permitir eso, si no mi canción seria interrumpida.

Me asustaba la obscuridad
Y no sabre que hacer
Con tanta soledad
Y sere para ti
Un recuerdo en un rincón
Una foto gris en tu corazón


Volví a tomar un respiro, a la vez que mis pasos me llevaban a las diferentes áreas del escenario, por una extraña coincidencia una luna se encontraba abajo, en la cual me apoye para tener un mejor soporte, sabia que podría derrumbarme en cualquier momento, pero no quería hacerlo. Nuevamente prepare mi voz para aumentar de octava.


Me olvidaras y nuestro amor
Se perdera como la noche
Como el tiempo en el reloj
Me quedara solo dolor
Con hilos cerrados
Lluvia en mi interior


Mi voz de contratenor sopranista comenzaba explorar sus verdadero rango, rara vez cantaba algo que fuera un reto y sabia que esta canción, ademas de demostrar todos mis sentimientos, seria un buen entrenamiento

Quiero escapar retroceder
Quiero borrarte de mi piel
Pero en tu amor vuelvo a caer
Y no puedo odiarte
Ni olvidarte


Caminé lentamente hacia el centro del escenario sosteniendo aquella nota fácilmente, las lagrimas no dejaban de fluir por mi rostro, pero ya no me importaba, aquellas lagrimas eran 100% puro sentimiento.

Me quedara solo dolor
Con hilos cerrados
Lluvia en mi interior.

La canción termino por fin, yo me deje caer de rodillas en el escenario, era tanto el sentimiento que comenzaba a sentirme demasiado mal, pero no podía perder mis siguientes clases, pero necesitaba reponerme, así que me quede allí mirando simplemente hacia la deriva.

Spoiler:

Scott Collins

Masculino Mensajes : 9
Glee Money : 0
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tristes memorias (Libre)

Mensaje por Anne L. Possner el Vie Ene 13, 2012 10:45 pm

Me había tomado un tiempo libre después de clases, realmente estaba agotada pero sabía muy bien que acostarme a descansar por un momento no sería exactamente lo que quería realmente.
Fuera del campus me subí en el carro que con nuestros esfuerzos Nathan y yo habíamos conseguido comprar, dejé todas mis cosas en el asiento del copiloto y me dirigí hacia la puerta del conductor, ingresé al carro y me recosté en el asiento, ¡Qué agotamiento, Dios!, que recuerde nunca antes me había sentido de tal modo, tal vez habían sido las aburridas clases de matemáticas o, bueno, la verdad no lo sé. Mis manos hacían un movimiento sincronizado sobre el volante, cerré los ojos muy fuerte y empecé a recordar todos mis días, los últimos años vividos en McKinley, todo lo que había pasado, una sonrisa ocupó mi rostro de forma momentánea - Vaya ... Qué viejos tiempos - Un suspiro salió de mí, uno de felicidad, satisfacción, recuerdo, realmente era genial, y creo que ya sabía a donde ir exactamente, para sentirme mucho más tranquila que lo normal y todo eso, puse en marcha el acelerador y arranqué hacia el Instituto, sabía que debía haber echo eso hace mucho tiempo.
Aparqué donde tantas veces Nathan había aparcado cuando me dejaba en la escuela, realmente que no podía sacar esa sonrisa que aparecía en mi rostro tan sólo al ver el lugar donde, a pesar de haber pasado casi 2 años, me sentía como en mi propia casa, allá lejos, por Francia, sin embargo, en esos momentos, sentada aún en carro, me sentía más que alojada, me sentía yo misma. Aseguré mis cosas bajo el asiento del copiloto y bajé, guardando mis llaves dentro de mi pantalón, y sacando mis gafas de sol que se encontraban en el escote de mi blusa y me los coloqué.
Caminé hacia la entrada del Instituto, respirar ese aire, ver a todos los chicos caminar, apurados, sino había escuchado mal, había tocado ya la campana, a unos les daba totalmente igual, pero a otros les importaba y mucho, mantener su record de no sé que se hayan puesto y eso, a decir verdad, cuando yo estaba en el colegio me hacían indiferentes esas cosas, no era la peor alumna, ni tampoco la mejor, y eso me gustaba.
El pasillo, que me recordaba a tantas cosas que había vivido por ahí, que daba a cada salón, a cada casillero, al Club Glee ... Siempre había sido mi anhelo pertenecer a ese grupo, pero tampoco me arrepentía de nada al haber estado incluida al grupo de Teatro, ¡Hey! Teatro, teatro ... Una buena idea sería ir al auditorio, puede que estén ensayando una obra o yo que sé, al menos lo disfrutaría. Mi paso se aceleró y varios alumnos fugitivos no quitaban la vista de mí y pues, yo los ignoraba. Llegué rápido al auditorio, sabía perfectamente donde estaba ubicado, una voz se escuchaba cuando entraba, no sabía muy bien si se refería a un chico o chica, me senté en la última fila y esperé a que terminara de cantar, era una canción que tocaba un tema delicado, el chico terminó de rodillas y yo solté un pequeño suspiro para luego aplaudir y escuchar el eco de los aplausos sobre toda la sala - Muy bien, muy bien - dije descruzando mis piernas, ya que me había sentado de tal forma. Bajé todas las escaleras y subí al escenario por la escalera que se encontraban a los lados laterales y ver al chico rubio mucho más de cerca -Anne Possner, antigua estudiante de acá - Le mostré una de mis mejore sonrisas al chico, extendiendo mi mano para que la estrechara y se parara de una sola vez.

Anne L. Possner

Femenino Mensajes : 252
Glee Money : 6
Localización : Ohio, Lima ?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.